El rol en caja es mejor.

El primer juego de rol, D&D, apareció en una hermosa caja roja en castellano allá por el año 1985 por parte de la editorial Dalmau Carles Pla. Esas cajas rojas ahora pueden costar hasta 600€ según su estado.

No tuve la suerte de que nadie me regalase una en aquel 1985 donde yo tenía tan solo 12 añitos, ni tan siquiera tuve la suerte de conocer el rol hasta casi finalizada la década de los 80. Fue en ese último 89 cuando un amigo que había conseguido unas fotocopias incompletas de Runequest me preguntó si quería jugar y desde entonces no he dejado de jugar un solo año de mi vida.

Pero no fue hasta dos años después, en 1991, cuando conseguí comprar mi primer juego de rol. Ya había hecho de director de juego unas pocas veces, utilizando igualmente fotocopias de Runequest, Star Wars y MERP, pero ese año, tras ahorrar un poco para mi cumpleaños y navidad que transcurrían a la par, me compré una caja azul y roja de la cual nadie ha logrado que me desprenda. Fue Rolemaster 2ª edición y en inglés el juego que me haría progresar como director de juego y al que le dediqué mis siguientes años.

Esa copia de Rolemaster tenía algo especial y es que venía en caja, y eso era algo de lo que carecían la mayoría de los juegos de la época. En esa caja podía meter los 3 manuales (Jugador, Armas y Hechizos) y poco a poco unos pocos companion, la pantalla, los dados, lapices y las hojas de personaje si me apurabas. Me sentía el rey del mundo en aquella época.

Tras ese juego tuve otras cajas, como la famosa caja de campaña de Dark Sun de AD&D, durante el poco tiempo que le dediqué. Aunque enseguida me aburrí de el y lo vendí. No así mi perfecto y encantador Rolemaster.

A día de hoy no es fácil conseguir juegos actuales que vengan en formato caja, salvo quizá esos retroclones que intentan emular la famosa caja roja, como "Aventuras en la Marca del Este" o "Labyrinth Lord". Y es por eso que tras hacer mi un estuche para llevar mi copia de bolsillo de Vampiro junto a la pantalla tamaño bolsillo y viendo que últimamente la mayoría de mis juegos tienen un formato pequeño en A5 se me ocurrió hacer una caja agnostica para varios de ellos. Principalmente para savage worlds y para Fate.

Como ambos juegos suelen tener material adicional como contadores o dados en lugar de crear una caja justa de tamaño le di algo más de anchura para realizar luego un inserto para dichas fichas, e incluso un hueco inferior donde alojar el lápiz y la goma. El resultado lo dejo en estas fotos.